La campeona olímpica en Londres 2012, Marina Alabau, vence con total autoridad la cita lusa tras cinco jornadas de regata. Le ha seguido en la general su hermana Blanca, que se estrenaba en Azores como nuevo miembro del equipo Movistar.

Gran semana de regatas en aguas de Azores para las windsurfistas Movistar Marina y Blanca Alabau, que se han impuesto en la general femenina del Azores Windsurf Foil Open Challenge proclamándose campeona y subcampeona tras la disputa de 13 pruebas.

El pasado miércoles, día 30 de octubre, comenzaba el campeonato y las hermanas Alabau se echaban al agua con fuerza y dispuestas a pelear por estar lo más arriba posible. Con un nivel cada vez más alto en la categoría de windsurf foil, las representantes del equipo Movistar sabían que tendrían que esforzarse al máximo para cumplir sus objetivos, y lo cierto es que no tardaron en demostrar su gran potencial. Tras finalizar la primera jornada, Marina Alabau ya era líder en la general femenina y Blanca, por su parte, se situaba en la segunda posición.

En total, y durante las cinco jornadas de competición, el Comité de Regatas pudo dar la señal de Atención para 13 pruebas en las que la campeona olímpica de RS:X en Londres 2012 logró sumar nueve victorias y otros dos podios parciales, resultados que la afianzaron en lo más alto de la tabla desde el comienzo y hasta la última prueba, logrando hacerse hoy con la victoria definitiva.

“Estoy súper contenta de haber ganado y ése era mi objetivo, ya que en las dos últimas ediciones había quedado segunda. Me he sentido muy cómoda en las condiciones que hemos tenido con respecto al resto de chicas”, explicaba Marina.

Por detrás tampoco le fueron nada mal las cosas a Blanca Alabau que, a pesar de la presión de la windsurfista ucraniana Anna Sayulento, supo mantenerse firme en el segundo cajón del podio hasta el final, proclamándose subcampeona de la cita con dos primeros y siete podios en su casillero y una ajustada ventaja de un punto sobre su principal rival.

Con este gran resultado Blanca se estrena en el equipo Movistar de la mejor manera posible, y es que ésta ha sido su primera cita desde que se incorporaba al equipo hace sólo unos días.

En palabras de blanca, “estoy muy contenta de haber entrado en el equipo y ha sido una motivación para haber quedado segunda en esta última regata de la temporada. Marina sin duda tiene mucha más experiencia y ha habido mucho nivel, así que haber quedado las dos en primera y segunda posición es el mejor resultado posible”.

Ahora, las hermanas Alabau regresarán a Tarifa para volver a sus entrenamientos con el objetivo de continuar mejorando de cara a las próximas citas del calendario.